• White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño y Contenido por Cynthia Martinez Wagner  - Textos traducidos al inglés por Matías Colinas

© 2015 Turista en Buenos Aires - Todos los derechos reservados

 -

SOBRE EL BLOG
PRONÓSTICO
DESTACADOS
Please reload

Viajar con Chicos

 

English version coming soon

Viajar con niños no es tan terrible como aparenta. Con un poco de organización y sobretodo mucha paciencia, se puede lograr una linda experiencia familiar.

 

El 2018 fue mi primer año viajando como madre y me consultaron muchísimo al respecto. De ahí surge la idea de escribir sobre este tema. Sus preguntas me sirvieron de guía para poder armar este artículo y dejarlo a modo de "tips" en base a mi experiencia.

 

Lo primero que hay que entender es que CADA FAMILIA ES UN MUNDO. Es una frase trillada pero es una máxima que habría que repetirnos mentalmente cada vez que alguien va a darnos un "consejo familiar".

 

Mientras que un bebé es tranquilo otro puede ser más inquieto. Mientras que un padre puede ser temeroso o culposo, también los hay más relajados o despistados. No es lo mismo ser padre soltero que estar en pareja y funcionar como equipo (aunque a veces, lamentablemente, el equipo resta y uno siente que es lo mismo que estar solo).

 

Cada familia debe encontrar su propio camino. Tomemos los consejos para luego elaborar nuestras propias fórmulas. Tampoco nadie nació sabiendo, así que camino se hace al andar...

 

Voy a dividir los siguientes consejos por etapas.
 

 

 

LA _PREVIA

 

  • Analizar el destino: Playa-Montaña-Ciudad / Frío-calor
    Un niño se va a adaptar perfectamente a lo que los padres propongan pero según la edad habrá más/menos limitaciones o recaudos para calores/fríos extremos. El pediatra dará los detalles sobre este punto y, en base a eso, los padres decidirán qué es lo mejor para todos.
     

  • Cantidad de días (siempre calcular 1 o 2 días extra a los pensados inicialmente)
    Es prudente contemplar la adaptación del niño al llegar a destino y no programar cosas importantes ni días muy cargados de actividades las primeras 48 hs. Incluso puede ocurrir que haya un "día perdido" en el medio del viaje por algún mal estar del niño. En ese caso, lo ideal es turnarse para que el pequeño haga reposo acompañado de uno de los padres, mientras el otro recorre (sobre todo, si hay más de un niño, el padre que recorre se lleva a los demás). Para el padre que se queda, es un momento ideal para ponerse al día con emails, serie de Netflix, o reservar la cena familiar de esa noche en algún lindo lugar.
     

  • Viajes con/sin escalas
    Están quienes prefieren hacerlo de un tirón y llegar lo más pronto posible y quienes prefieren escalas que vuelven más económico el viaje y permite trayectos cortos con caminatas-comidas-baños en tierra, ideales para estirar las piernas y despejar la mente un poco.
     

  • Documentación
    Chequear los documentos del viaje: vigencias/renovaciones, pasaporte, visa y permiso (este último documento, de viajar un padre solo con el menor). Es clave sacar asistencia al Viajero (grupo familiar) y habilitar las tarjetas de crédito para uso en el exterior. Chequeá si tu compañía de celular tiene cobertura allá o si te conviene comprar un chip.
     

  • Aerolíneas
    Las hay Family-Friendly y las hay totalmente indiferentes a los niños. Si tu única alternativa es con una aerolínea famosa por su indiferencia a las familias, andá mentalizado. Lo más importante es que vos como padre lleves comida rica y juegos para mantenerlos entretenidos hasta que lleguen a destino.
     

  • Pediatra y Botiquín
    Visitá al pediatra para consejos y armado de botiquín completo. Pedíle que te haga una receta con todos los medicamentos que considere prudentes. Nadie quiere pagar fortunas afuera por un medicamento que te olvidaste.
     

  • Shopping
    ¿Investigaste si es un destino con compras económicas? armá un listado de cosas que podrías traer y el lugar donde deberías comprarlas. Siempre que sea posible, aprovechá a comprar online y que te lo envíen al hotel/casa donde vas a estar para ahorrar tiempo, energía y bolsas a cuesta todo el día
     

  • Viaje Nocturno Mejor
    Siempre que sea posible, elegí un viaje nocturno que comulgue con las horas de sueño de tus hijos y los ayude a que sea un viaje más corto.
     

  • Motivación:
    Es importante introducirlos en el viaje. Contarles sobre lo que van a ver/conocer y quizás buscarles una actividad recreativa en torno a ello. Ejemplo: ver películas que se desenvuelvan en el destino o proponerles armar un álbum de figuritas con todas las fotos que van a ir sacando en la medida que conocen los diferentes lugares/monumentos.
     

  • Equipaje: (esto aplica para adultos y niños por igual)
    Si se trata de un viaje de 1 semana, basta con armar 3 conjuntos + el outfit viajero.
    Si se trata de un viaje de 15 días o más, basta con armar 7 conjuntos + el outfit viajero.
    Los conjuntos se repiten, en el peor de los casos se lavan, o habrá nuevas adquisiciones.
    Siempre hay que contemplar calzado y abrigo impermeable.
    Para los niños es recomendable llevar pañales y alimentos para las primeras 48 hs hasta que se pueda ir a un supermercado y equiparse mejor.
     

  • Supermercado
    Hay una compra que equipa el botiquín familiar en la valija, abastece las colaciones del bolso de mano hasta llegar a destino y, no menos importante, llena de alimentos no perecederos la alacena de casa hasta nuestro regreso. Esto último lo menciono porque a veces uno vuelve de las vacaciones en un vuelo muy temprano, antes de que los locales abran y, llegar a casa y no tener nada para desayunar o asearse, termina arruinando el estado ZEN adquirido en el viaje.

 

 

AEROPUERTO Y VUELO

 

  • Check - in

    En caso de volar con una aerolínea Family-Friendly y llegar primeros, obtendremos asientos en primera fila Economy que permiten la opción de una cuna que provee la aerolínea (máx 10 kg) y prioridad de paso siempre.

    De todas formas, es mejor llamar a la aerolínea luego de la reserva de pasajes y solicitarla con antelación para que la reserven para nosotros (ya que solo hay 4 o 6 cunas por avión).

    En caso de ser una aerolínea poco amistosa, habrá que hacer las colas como todos los demás y de interesarnos los asientos de primera fila (los que llevan cuna), habrá que reservarlos y pagarlos con antelación.

    La buena noticia es que el bebé menor de 2 años no paga ticket de avión (aunque sí un impuesto) y tiene permitido despachar una valija de 23 kg + 1 bolso de mano.


     

  • Controles

    Como mencioné arriba, niños, embarazadas y ancianos suelen tener prioridad de paso y todos los líquidos que correspondan a los menores de 2 años pueden pasar sin problemas (con los controles respectivos). Creo que este es uno de los momentos más importantes para mantener la calma porque cuando se viaja con niños, hay muchos bultos y en los controles hay que sacar TODO, a veces los niños lloran y es un caos. Recordemos que aunque sintamos que todos nos miran y nos apuran, podemos y DEBEMOS tomarnos todo el tiempo que necesitemos. Es importante haber metido en bolsas tipo "Ziploc" todos los líquidos y pomadas (óleo calcáreo, hipoglós, etc). También recomiendo llevar bolsas para desechar pañales (yo uso las que se venden para levantar el excremento del perro porque es un pack chiquito y super cómodo).


     

  • Abordar el vuelo

    Recomiendo cambiar el pañal del niño justo antes de abordar, contemplando que es el mismo pañal que tiene puesto hace 3 horas cuando salimos de casa y que, hasta la próxima hora, no nos dejarán pararnos en el avión

    Si es una aerolínea amistosa, abordaremos con prioridad y esto permite que nos acomodemos tranquilos.

    Los cochecitos se pueden despachar en la puerta de la nave. No todas las aerolíneas proveen bolsas protectoras de guardado por lo que recomiendo llevar una propia para que no se ensucie en la bodega. Recordemos que ahí apoyamos a nuestras pequeñas criaturas y la realidad es que estos artefactos cuestan sus buenos billetes para que te lo devuelvan en malas condiciones con cara de "lo siento" "haga su reclamo en atención al cliente". Mi bolsa la conseguí por Amazon a USD 30, es enorme y de excelente calidad.

    Otros viajeros que no quieren esperar la entrega de los cochecitos a la salida del avión, prefieren llevarlo arriba con ellos, ya que hay varios modelos compactos y livianos como el Pock-it o el YOYO que entran perfecto en el compartimento. Lo único a tener en cuenta es que este bulto cuenta como bolso de mano del bebé o de uno de los padres.

     

  • Bolso de mano

    Llevar medicación para mareos/nauseas, dolor de panza, cabeza u oídos (adultos y niños)

    Al momento del despegue/aterrizaje se recomienda que los bebés estén succionando (pecho, mamadera o chupete) y los niños masticando algún caramelo, para evitar que se les tapen los oídos.

    Fundamental mantenerlos entretenidos, por lo que sugiero llevar una tablet/celular con sus pelis favoritas cargadas, cuentos, hojas y lápices para dibujar y algún muñeco NO ruidoso. A los que usan mantita o almohadita para conciliar sueño, por favor no la olviden!

    Comida: si es menor de 2 años, no está contemplado en el menú de aerolínea, así que hay que llevarle su comida y por favor no escatimen. Siempre es mejor que sobre. Si tu hijo es mayor a 2 años pero suele ser quisquilloso con la comida, llevale la que le gusta. 

    Muda de ropa para el niño y para el padre. Siempre puede haber algún vómito inesperado o un vuelco de comida/bebida.

    En caso de no haber podido conseguir la cuna y tener un bebé para llevar en brazos, aconsejo hacerlo dentro de la mochila porta bebé porque a uno lo relaja en caso de vencerse los brazos al quedarse dormidos.

    Otro opción es reservar los asientos de los pasillos de la fila de 4 y esperar que nadie vaya en el medio para poder acostar al bebé en los asientos vacíos del medio.

     

  • ¿Ya llegamos? ¿Cuánto falta?

    La pregunta del millón. En un vuelo se resuelve mostrándoles el plano de ruta aérea y explicándoles que hasta que el avión no termina la linea, no llegamos. Si insisten con la pregunta, es un buen momento de incursionar en geografía, donde les explicamos sobre los países que sobrevolamos, sus capitales y los diferentes idiomas o comidas. Seguido de un poco de clases básicas de horas, minutos y segundos. Todo depende de la edad del niño  y las ganas del padre jeje
     

 

 

 

LA LLEGADA
 

  •  Transporte

    Una vez que llegamos a destino hay que evaluar si alquilamos auto, si tomamos un taxi o un tren/subte. Si la ciudad dispone de este último recurso desde el aeropuerto, los vagones suelen estar perfectamente equipados y resulta una alternativa rápida y económica pero contemplemos que nuestro destino final quede cerca de la estación.

    Respecto de las otras 2 alternativas y, según el país donde desembarquemos, los niños necesitarán un asiento para el auto (Carseat, Booster o MyFold). Cuando se pide un taxi, muy rara vez sucede que disponen de un asiento para niño, por lo que suele pedirse que traigan el propio. La verdad es que yo nunca lo llevé y tampoco tuve problemas en transportar a mi bebé en brazos en un taxi, aunque no es lo más aconsejable. Al alquilar un auto, incluyan un asiento de niño en el alquiler y tema resuelto.
     
     

  • La Cuna portatil

    Todos los hoteles cuentan con 4 o 5 cunas a disposición de los huéspedes que, si recordamos avisar al momento de la reserva, seguramente nos espere lista al llegar. Caso contrario, puede que todas las cunas ya estén en uso y nosotros tengamos que ingeniarnos para resolver una cama en el sillón de la habitación, o bien, haber traído la propia. En este último caso, les recomiendo la que uso yo "Luna de Guava Family" que es super liviana y compacta, pero sólo la llevo cuando es mi única opción. Cuantos menos bultos, mejor. Otra alternativa puede ser la de llevar/comprar un colchón inflable con su respectivo inflador.

     

  • Adaptación

    Estamos cansados, sucios, con hambre o hinchados y encima tenemos que ocuparnos de un niño que atraviesa lo mismo pero que no puede transmitírtelo. PA CIEN CIA. Los chicos suelen levantarse llorando desorientados la primer noche y seguramente van a protestar porque la comida de pronto no sea la que acostumbran, pero pasadas las primeras 48 hs todo fluye..

    Un Tip útil es preveer con tu pareja cómo manejarse en estos momentos y turnarse. Mientras uno se ocupa del pequeño, el otro descansa y viceversa. Si uno trasnochó, el otro se pone la camiseta a la mañana siguiente.

     

  • Compras

    Cuando se llega a un hotel o una dpto, lo primero que hacemos es abastecernos de bebidas y  snacks, aunque también es prudente haber traído algo de casa para las primeras 48 hs. En caso de quedarnos varios días, iremos por comida, leche, pañales y todo lo que podríamos comprar en casa pero esta vez con gráficas diferentes, idioma distinto y confiando un poco en la intuición y en lo que nos hayan aconsejado. Ante la duda, se pregunta a un encargado del lugar que suelen ayudar muy amablemente. Lo bueno es que afuera las "comidas listas para bebé" son moneda corriente y resuelven bastante el asunto alimentario de un infante en el exterior. Por último, no nos olvidemos del tan amado Nestum, sin necesidad de cocción y sólo mezclándolo con leche, logramos un alimento super nutritivo en 1 minuto.
    Nunca está de más aclarar que el agua de grifo está totalmente desaconsejada para ellos.

 

 

 

EL VIAJE
 

  • El día a día

    La mejor forma de moverse con niños es caminando + cochecito porque si se cansan, uno los sienta hasta que se duermen. Cuando son más de 2 criaturas, hay que aplicar la mochila porta bebé para el tercero. Yo siempre llevo en la canasta de abajo del cochecito: el tul para mosquitos, la capota de lluvia (que para el viento también repara), la mochila porta bebé, un paraguas chiquito y una bolsa plegada para compras del supermercado espontáneas (fundamental tener a mano los ganchos cuelga bolsas).

    Para la mochila del día a día suelo equiparla muy parecida a la del avión (quizás con un poco menos de pañales y leches).

     

  • Transporte público

    Si tuviéramos que recurrir al transporte público por distancias muy largas, contemplemos que las grandes ciudades están preparadas con movilidad accesible y no hay que preocuparse demasiado por encontrar rampas, ascensores y prioridad en los asientos. Así y todo, podemos encontrarnos con escaleras inesperadas o vagones muy llenos de gente. En ese caso, tiene que haber una dinámica de pareja donde uno pliega el cochecito y el otro lleva al bebé. Es fundamental llevar únicamente lo necesario porque bultos extras complican la ecuación.

    En caso de ser único padre y sentir que colapsamos, mantengamos la calma. Hay que recordar que "si muchos pueden, yo también puedo" y resolverlo. Como última instancia, pidamos ayuda a los oficiales del lugar que seguramente están ahí para ayudarnos.

     

  • Programas para chicos y adultos

    Siempre incluir algún momento recreativo en el día para que ellos puedan disfrutar al máximo y la jornada no se vuelva eterna: parques con picnics, juegos de plaza, museos para niños, restaurantes infantiles o pasar por alguna juguetería para que se lleven un souvenir. 

     

  • Salir a comer

    Es probable que la mayoría de las veces cenen en el alojamiento por un tema de rutina de los chicos que comen más temprano y quedan fulminados justo después del último bocado. Es un momento ideal para no moverlos más y dejarlos recuperar fuerzas hasta el día siguiente. Los necesitamos de buen humor.

    Lo que no quita que alguna(s) noche(s) puedan darse el gustito de salir a conocer un lindo restaurante. En este caso, sugiero googlearlo y saber si es accesible para cochecitos, si aceptan niños y si tiene menú apto para ellos (puré de calabaza o pollo, por ejemplo). En caso de llevarlos cenados, barajar que sea un lugar no muy ruidoso para que ellos puedan conciliar sueño en el cochecito. Incluso hay quienes ya los llevan con pijama puesto.

    Otra opción es adelantar el horario de cena para que podamos comer afuera justo antes de cerrar el día. Lo que para los adultos sería un "After".

    Por otro lado, y respecto de las comidas durante el día, además de tener en cuenta los puntos arriba mencionados respecto de un restaurante, la luz del día nos permite parar en cualquier banco de vía pública a comer al paso o amamantar.

    Tip: a mi me funcionaron mucho los patios de comidas de shoppings porque uno puede estar más reparado para darle de comer al niño y es más sencillo resolver el pedido de que te calienten su comida en algún microondas. Además, los baños suelen ser limpios y equipados con cambiadores (siempre después de comer hay que pasar por un baño).

 

 

 

EL REGRESO
 

  •  Jet Lag

    Tanto a grandes como a chicos, el Jet Lag nos afecta a todos. Cuando la diferencia horaria es pronunciada, el cuerpo puede demorar entre 2 a 4 días en acomodarse al nuevo uso horario y alimentación. Paciencia y no nos enojemos si los vemos irritables.

     

  • Balance

    Soy de las que cree que no existen los errores sino más bien las lecciones de vida. De uno depende tomar nota mental para mejorar en un próximo viaje.
    ¿Fueron muchas horas de vuelo? ¿El destino fue muy movido y necesitamos algo más tranquilo? ¿Salió todo mejor de lo esperado? ¿Teníamos muchos prejuicios?
    A veces los que necesitan un viaje más "tranqui" son los adultos y otras veces son los propios niños los que nos cuentan que la pasaron mejor en tal o cual lugar y sólo hay que saber escucharnos y respetarnos como familia para que siempre podamos disfrutar al máximo.

 

 

Bon Voyage!

 

 

 

 

Please reload